Supervisión

Dirigida a otros profesionales, se facilita el seguimiento de aquellos casos en los que estén interviniendo y deseen una orientación experta sobre las cuestiones más problemáticas o dificultosas.

La experiencia de este despacho está garantizada en la supervisión de las siguientes áreas:

  • Conflictos familiares
  • Conflictos económico-patrimoniales
  • Conflictos relacionales
  • Conflictos sanitarios
  • Conflictos empresariales

En el proceso de la supervisión debe tener lugar  un ejercicio de reflexión, de toma de contacto tanto con las emociones, como con la razón. Para ello trataremos de hallar una definición clara de la situación a resolver, así como de encontrar alternativas y, desde luego,  respuestas satisfactorias.

La supervisión es un proceso a través del cual  la persona asesorada puede pensar y sentir cuáles son sus puntos de referencia para entender, comprender e integrar lo que le está aconteciendo  y así  poder responder de la manera más profesional y satisfactoria ante situaciones complejas que han dado origen a conflictos e insatisfacciones.